L'Aula de Jazz: Plan Contra el Fracaso Escolar

Una de las propuestas más interesantes de l’Aula de Jazz es utilizar la música como herramienta para superar el fracaso escolar.

Numerosas investigaciones demuestran que el estudio de la música fomenta una mejora en los procesos cognitivos del individuo, despierta la creatividad, la motivación y la capacidad de trabajo. Todo esto aporta al alumno una mejora de sus competencias básicas, su capacidad para resolver problemas y su autonomía.

La música ofrece al alumno una dimensión única en el proceso de aprendizaje, ya que es una disciplina muy presente en la vida de los niños y adolescentes de nuestra sociedad (tanto por las numerosas bandas musicales de las cuales disfruta la Comunidad Valenciana, como por la música en emisoras de radio, discos etc…), por lo cual se sienten muy identificados con ella y supone una motivación extra porque el niño estará predispuesto desde el primer momento.

Así pues, l’Aula de Jazz trabaja para que nuestros niños y jóvenes adquieran mejores resultados académicos y personales, contemplando dos programas diferenciados según el perfil del alumnado:

  • Alumnos con fracaso escolar y que necesitan ser reorientados y motivados.
  • Alumnos que desean mejorar su rendimiento académico y llevar a cabo estudios musicales.
  • Este planteamiento se dirigirá a los alumnos que el centro educativo integrador proponga según su decisión interna.

Nuestra propuesta educativa cuenta con varias fases para optimizar resultados (Haz clic en cada fase para abrir el desplegable):

Fase 1: La Motivación

 Fase 1: La Motivación.Por un lado, el primer objetivo es que el alumno adquiera interés por los contenidos. Tenemos que partir de la idea que un alumno desmotivado por los malos resultados académicos, necesita un aliciente atractivo para despertar su interés. En l’Aula de Jazz hemos elaborado un programa acorde al perfil del alumno o grupo de alumnos en cuestión, para ofrecer planteamientos que despierten la curiosidad. Así pues, si el alumno/s tienden a escuchar música moderna, clásica, tradicional… se le plantearán unos contenidos en los cuales sus preferencias musicales estén presentes. Esto no quiere decir que los gustos musicales del alumno vayan a determinar el proceso educativo-musical, si no que se utilizará como herramienta de motivación en la primera fase.

Fase 2: La Confianza

 Fase 2: La ConfianzaUna vez superada la Fase 1, el alumno habrá adquirido una actitud positiva en las sesiones, momento en el cual se procederá a llevar a cabo contenidos musicales según el programa establecido. Siempre desde una perspectiva motivadora y lúdica, adaptándonos a las necesidades de cada caso y en las situaciones pertinentes, tomando como referencia las músicas actuales para la comprensión de algunos contenidos.

Fase 3: La Profundización y Creación

Fase 3: La Profundización y CreaciónEl alumno habrá adquirido ya una dinámica de trabajo, habrá estimulado su mente y se sentirá motivado. Es el momento de aplicar sus conocimientos y ser partícipe del proceso formativo. El niño formará parte del proceso creativo una vez asimiladas las herramientas ofrecidas en la Fase 2. Esta situación comporta una retroalimentación positiva al proceso de aprendizaje y es el momento más satisfactorio. Es cuando el niño entiende que todo este proceso es necesario para poder desarrollar y crear música, viendo que su esfuerzo tiene una recompensa satisfactoria.

 

Por otro lado, es remarcable que estas fases ya se integran en nuestro programa educativo, por lo cual están implícitas en él. Así pues, al alumno de l’Aula de Jazz se le inculcan en su formación aspectos y valores fundamentales que lo ayudarán en su desarrollo como estudiante. Este proceso se lleva a cabo a través de la integración de la parte instrumental (individual y colectiva) y el lenguaje musical creativo desde los primeros momentos.

  •  Datos de las pruebas de Evaluación Diagnóstica 2012 revelaron la relación directa entre la práctica musical y el éxito escolar, demostrando que los alumnos que dedican dos horas o más a la práctica instrumental mejoran sus resultados en lingüística y matemáticas.
  • Está demostrado que emplear la práctica musical como herramienta para paliar el fracaso escolar es positivo para el desarrollo psico-intelectual y social de los estudiantes.

Apasiónate con Nosotros. Estudia en l'Aula de Jazz!

Contacto